“La Líder de las píldoras”

Sobre la aspirina se conocen muchos datos, sobre sus aciertos y sus desaciertos, sus orígenes su producción  y su alta posición en el lobby de los medicamentos, así que poco podemos aportar que no sea del dominio del gran público, salvo algunas curiosidades y hacernos algunas preguntas.

Por ejemplo, es curioso que si su origen fue la corteza del árbol del sauce, usada como remedio curativo en todas las civilizaciones antiguas, los chinos, los egipcios, los indios americanos, la usaron para aliviar el dolor, la hinchazón y las fiebres.

Image

Estas propiedades pasaron de manos de curanderos a alquimistas, todos sabían que existían unas propiedades en la corteza, pero no podían extraerlas, hasta que por 1828 un farmacólogo de Múnich, Johann Buchner, aisló una sustancia  cristalina de color amarillo y sabor amargo a la que llamó Salicina.

En un principio se obtuvieron entre un 1.5-11% según la especie de árbol utilizada, que con el tiempo y perfeccionando la extracción se llego entre el 15-18%, su composición fue variada y entre otros uno de los componentes más interesantes fue el ácido salicílico.

Este ácido reunía las condiciones que buscaban en la corteza del sauce, era analgésico, antipirético (baja la fiebre) y antiinflamatorio.

433919761_066

Aquí se plantea la primera pregunta , como este producto que era el primero obtenido , que reunía todas las propiedades comprobadas hasta el momento y que además al provenir de una extracción es considerado como producto natural , se sustituyó por otro que cuando menos era sintético .

Una primera respuesta a voz de pronto, puede ser que entonces la opinión pública no defendía el concepto de natural, sobre todo lo artificial, es decir no había caza de brujas.

De ser esto así, hubiese sido muy fácil y debería haber algo mas importante.

Buscando en la historia del producto, apareció el motivo.

Parece ser que todo no era perfecto y uno de los problemas del ácido salicílico, es que los estómagos de los enfermos algunas veces no lo asimilaban bien y producía grandes problemas gástricos. El padre del químico alemán Félix Hofmann, era uno de eso enfermos.

Por el motivo que fuera la empresa en la que trabajaba dedicada  a los tintes pensó en tratar temas de síntesis a partir de la acetanilina producto utilizado en la industria del tinte y le encargó el trabajo a Hofmann, metido en harinas Hofmann pensó en su problema y como en el 90% de los grandes inventos, se le ocurrió lo más simple, y si el producto producía demasiada acidez en el estómago.

Siendo un químico especializado en los tintes de anilinas, me atrevo a pensar que no sería un gran conocedor de las síntesis orgánicas y aquí es donde pienso que tuvo que tener lo que los árabes llaman “baraka”.

Lo que os voy a comentar es pura especulación ya que no estaba allí.

Debió de pensar, si quiero cambiar la acidez del producto, es decir una de sus propiedades, un camino es cambiando algo en la estructura de él y así estas cambiaran.

Lo que le costó y el tiempo que le dedicó, eso no se lo agradeció nadie ya que en la fábrica que trabajaba que por cierto se llamaba Bayer, su tiempo se lo dedicaba a los tintes  y sus nuevas líneas de trabajo y esto lo haría fuera de él. Hago un inciso para decir de mi cosecha propia, que la vida es un cachondeo.

Después de muchos esfuerzos, logró sintetizar el ácido acetilsalicilico .Su padre tomó el producto y mejoró rápidamente.

De mala gana y formas los dueños de la Bayer  lanzaron el producto al mercado, le pusieron el nombre de aspirina y lo último que podían pensar es que a mediados del siglo XX, habrían vendido más de 600 billones de pastillas. Lo que nadie comenta es lo que cobró el químico y hasta cuándo.

La explicación del cambio, está claro, se mantenían las mismas propiedades curativas y la acidez disminuyó, tan solo con realizar una Acetilación.

Image

La introducción de un grupo acetilo en una molécula se denomina acetilación y consiste en la sustitución de un hidrógeno de un grupo hidroxilo por un grupo acetilo.

Como es norma en química, las reacciones de sustitución de un radical libre de una molécula, da lugar a un cambio de propiedades en esta y aquí aparece la segunda pregunta.

¿Qué se ganaba con el cambio?, la explicación la tenemos en la serie de virtudes que se han conseguido con la introducción del radical ya que el grupo acetilo al unirse a ciertas moléculas orgánicas les imparte una cierta velocidad  para cruzar la barrera hematoencefálica, es decir les ayuda más fácilmente a llegar al cerebro, incrementando su efectividad, como sucede con la aspirina. Otro caso muy conocido aunque en negativo por sus problemas sociales es el de la morfina analgésico natural que al acetilarlo se transforma en heroína (diacetilmorfina).

Image

Las nuevas propiedades y aplicaciones de la aspirina, son de dominio público.

Solo quiero resaltar lo que puede surgir de una simple reacción de síntesis

Anuncios

Un comentario el ““La Líder de las píldoras”

  1. Interesante, aunque yo tenia entendido que el ácido salicílico es un irritante gástrico (para cualquier persona, aunque se percibe mas daño en personas sensibles o con problemas gástricos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s