El buckminsterfullereno

Seguramente uno de los logros de la Exposición Universal de Montreal de 1967, fue La Biósfera, un magnífico balón de fútbol, de unos 76 metros de diámetro situado a unos 60 metros de altura, la estructura de acero de esta esfera estaba cubierta de una piel de acrílico de brillo majestuoso.

Image

Entre los millones de visitantes que pasaron por el lugar, estuvieron personalidades como la Reina Isabel II, La Primera Dama de Los EE.UU., Jackie Kennedy,……Ninguno dejo de maravillarse con la burbuja gigante del horizonte, fue un símbolo de orgullo nacional canadiense.

Curiosamente la biósfera es un producto americano y no canadiense, el arquitecto Richard Bruckminster  Fuller, comenzó a trabajar sobre este tipo de estructuras de cúpula geodésica a principios de 1950, se fundamentaba en teorías sobre diseños resistentes y ligeros, patentó este tipo de cúpulas en 1954, las construyó por todo el país en edificios oficiales y exposiciones.

Image

Dos años después de su muerte, en 1983, una molécula recién descubierta formada por alótropos del carbono, recibió el nombre de “Buckminsterfullereno”, también se conoce como Buckyball o C60, esto se debe a que tiene una estructura similar a las diseñadas por el arquitecto estadounidense.

El C60, está formado por 60 átomos de carbono, dentro de una estructura de jaula hueca alineados los enlaces en forma de 20 hexágonos y 12 pentágonos, similar a una pelota de fútbol.

Image

Curiosidades de la vida, si la exposición se hubiera celebrado unas décadas  después, ninguna duda hubieran tenido en construir la biósfera, ya que en 1985 Richard Smalley de la Universidad de Rice (EE.UU.) y Harold Kroto de la Universidad de Sussex (U.K.), descubrieron una nueva forma de cristalización geométrica del carbono muy parecida al C60.

Una vez sintetizada químicamente esta nueva forma del carbono, se comprobó la estabilidad de la estructura, donde cada átomo de carbono estaba ligado por tres enlaces a otros tres átomos de carbono y así sucesivamente en toda la esfera.

El método habitual para producir estos alótropos del carbono, consiste en pasar una corriente eléctrica intensa entre dos electrodos de grafito en atmósfera inerte.

Image

En 1996 fueron galardonados con el Premio Nobel de Química, a la nueva familia de distintas estructuras que se conocieron y sintetizaron, se les llamó Fullerenos, quedando el nombre de Buckminsterfullereno a la estructura de 60 carbonos en forma de balón

Las moléculas de C60 pueden enjaular y transportar átomos  y moléculas , un caso práctico lo tenemos en el Carburo de lantano, que tiene reacción violenta con el vapor de agua y el oxígeno , degradándose rápidamente en el medio ambiente , se consiguió protegerlo dentro de la molécula de C60 , manteniéndolo estable durante meses.

Image

Los Nanotubos de carbono son un tipo de fullerenos con estructuras estables de carbono que tiene propiedades muy interesantes para la industria, tales como la permisividad eléctrica y la resistencia a altas temperaturas, pueden ser dopados por otros materiales para cambiar sus propiedades.

En posts anteriores hemos tratado del mundo de la nanotecnología y los nanotubos y este tema es tan intenso y de tanto futuro que seguro nos dará campo para nuevos temas.

Los fullerenos, forman parte del mundo de los precursores de la nanociencia y Bruckminster Fuller, innovador e idealista tiene el mérito de ser uno de los teóricos sin saberlo de las nuevas estructuras y por lo tanto sin ser químico, haber entrado en la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s