¿Una solución al graffiti urbano?

La historia nos relata los hechos que van acaeciendo en nuestro mundo, si os fijáis un poco en su carencia generalmente se suelen repetir  a través de los diversos períodos.

Todo este preámbulo para deciros que los Vándalos que estuvieron una vez asolando Europa han vuelto siglos después con otro apellido pero son los mismos vándalos que ahora se apellidan Graffiteros .

ImageImage

Asolan las fachadas de los edificios, los jardines, los monumentos, los autobuses y tranvías, enfangan y empastelan las ciudades, haciendo que el presupuesto de los ayuntamientos en este departamento cada día aumente más.

Este fenómeno que se ha desarrollado a escala mundial, un ejemplo lo tenéis en la ciudad de New York, parece no tener respuesta por las autoridades y si la tiene, es con una voz tan bajita que casi no se les oye, parece que con que pague el contribuyente les sobra.

Mientras los Vándalos graffiteros, como las termitas, esperan pacientemente que se edifique un nuevo edificio, una nueva urbanización, para caer sobre ella asolándola en días.

Image

El graffiti cuesta a escala mundial miles de millones cada año, la ciencia ha intentado poner su grano de arena en buscar una solución, pero los procedimientos usados han dado sus problemas, en un principio se pensaron usar revestimientos con polímeros de fluorocarbono o siliconas.

El fluorocarbono es un compuesto químico de enlaces carbono-flúor, de baja reactividad y alta polaridad del enlace de aquí que tienden a romperse muy lentamente al medio ambiente, sus polímeros son muy resistentes, químicamente inertes y eléctricamente aislantes, un ejemplo es el Teflón de DuPont, un polímero del monómero tetrafluoroetileno, para uso en revestimientos varios, estos compuestos son hidrófobos y repelen el agua y las manchas.

Los revestimiento anti-graffiti de fluorocarbono al ser hidrofóbicos protegen la piedra natural de las pinturas , pero al mismo tiempo evitan que los edificios puedan respirar y aumentan el riesgo de la formación de mohos o de eflorescencias salinas y por otra parte una vez dados son muy difíciles de quitar

Image

El mercado ofrece revestimientos anti-graffiti a base de hidrogeles respirables hechos de polímeros supe absorbentes, pero cuando la pintura del graffiti se limpia, también se elimina la de revestimiento, es decir hay que volver a revestir después de cada limpieza y esto es caro.

En el año 2008, el equipo del Profesor Laschewsky, del Centro de Polímeros de la Academia Polaca de Ciencias presentaron un nuevo recubrimiento formado por un material que no brilla y por lo tanto no es detectable a simple vista, es transpirable, duradero y fácil de quitar si fuera necesario modificando su composición con un simple lavado con disolución de salmuera.

Está formado por dos dispersiones de polímeros diferentes, la primera con látex anfótero  con grupos alquilo fluorados y el segundo componente es un coloide policatiónico hidrófobamente modificado.

El proyecto fue financiado por el Sexto Programa Marco de la U.E.

El producto fue patentado en Alemania para toda la U.E., el 15 de marzo de 2011 y autorizado con el siguiente nombre “Composición de revestimiento de compuestos macromoleculares no específicos.

De todas las maneras es misión de los gobiernos adoptar las medidas necesarias para acabar con el problema del gamberrismo graffitero y si hay arte en el tema como suelen decir algunos defensores, que se creen los lugares apropiados para desarrollarlo, seguro que sale más barato.

 

Anuncios

Un comentario el “¿Una solución al graffiti urbano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s