Nada es verdad ni mentira

Cuando un jefe, superior o gobernante hace una apreciación o interpretación de una norma a su libre albedrio, en las administraciones públicas, se suele usar la metáfora de que aplica la Ley Campoamor.

La frase se debe al texto del poema de Ramón de Campoamor, que dice:

En este mundo traidor

Nada es verdad ni mentira

Todo es según el color

Del cristal con que se mira

Image

Algo parecido sucedía entre los años 60-70, cuando empezaron a aparecer los primeros síntomas de querer organizar de alguna manera la Salud Pública y la Alimentación, todo era reinos de taifas y grupos de intereses.

Los que ahora muchas veces con razón se quejan de lo mal que se definen las cosas y como consecuencia se dan las libres interpretaciones, me van a permitir que me sonría suavemente y les diga que esto es el cielo comparado con aquellos tiempos y no es que no existiera un orden, sino que las normas era obsoletas, partidistas e interesadas.

Desde los años 60, existía  una Comisión Interministerial de Ordenación Alimentaria, donde se incluían las competencias de varios ministerios, con una Comisión Técnica y Científica, cuyo Secretario general y hombre fuerte era el Dr. Carlos Barros al que hay que agradecer su importante labor en los primeros pasos.

Hasta los años 70 prácticamente no empezaron a ponerse sobre el tapete las definiciones de los componentes alimentarios y lo digo con los elementos de juicio que da el haber pertenecido  como ponente de comisión representando a…en algunas de aquellas reuniones que se montaban en el Ministerio de Sanidad.

Empezaban a perfilarse las reglamentaciones técnico sanitarias y no se había definido aún que era un aditivo, que era un ingrediente, que  era un coadyuvante  tecnológico, que era efecto tecnológico, que era un aroma.

Estábamos en el período de presentar propuestas, listas, definiciones y cada quién tiraba para sus intereses, había desde los que lo querían liberar todo, hasta los que querían demostrar que respirar es artificial y por lo tanto según su opinión había que prohibirlo.

Recuerdo estar en reuniones donde se quería englobar todo lo que no fuera ingrediente como aditivo, por supuesto los aromas querían que fueran aditivos y se registraran uno por uno con numero de aditivo y expediente, gracias a la ayuda europea que ya empezaba a funcionar, le demostraron a los…………. que eso era una barbaridad y que fueran pensando en reglamentación aparte.

Todo tiene su explicación, ya en aquellos años existía el afán recaudatorio y exigían por cada aditivo un expediente de demostración y unas 500 pesetas por registro, os imagináis una empresa de aromas que registrara 3000 composiciones.

Según la administración esto tenía como misión el ayudar a cubrir los gastos de las inversiones realizadas en los laboratorios de Majadahonda (Madrid), donde había que presentar los expedientes de toda España.

Por suerte todo esto no se llevó a cabo, gracias a la labor del sector industrial que demostró que esta política no era la adecuada.

A todas las reuniones asistían los representante de los consumidores, organizaciones que en aquellos tiempos iban apareciendo y os aseguro que sin muchos conocimientos científicos y si con un espíritu ortodoxo, por norma se negaban a todo.

Pienso que en aquella época fue cuando se acuñó el conocido triángulo de las bermudas, aditivo, artificial, cáncer y la primera palabra en su boca era “NO”.

Por supuesto en una primera fase nada de declaración de ingredientes en etiqueta, lo de la información nutricional debía estar en el limbo y lo de consumir preferentemente era un chiste, ni que contar lo de los complementos vitamínico, light y demás.

Sé que alguno que leáis el post pensareis que el que os habla debe ser un Neandertal o de otra galaxia pero esto es de hace cuatro días, lo que sucede es que hoy la comunicación es tan intensa que hace que todos tengamos que ponernos las pilas, pues de lo contrario nos desfasamos.

También quiero deciros que las normas son tan claras en la actualidad y se revisan tan rápidamente que el que se las salta es porque lo hace intencionadamente y que cada vez quedan menos zonas oscuras en las leyes alimentarias, aunque esto es algo que siempre sucederá, gracias a que son entes vivos y evolucionan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s