Las multinacionales de los refrescos y el BVO

 

 

Si somos más grandes y más poderosos, tenemos más derechos y podemos hacer nuestras propias interpretaciones, aunque no coincidan con las del vecino,

Esto parece suceder con las multinacionales de la alimentación, al estar extendidas por todo el mundo, suelen tener derecho al uso de las distintas reglamentaciones que en el existen y su moral es tan ancha, que aun teniendo toda la información sobre cada uno de los productos autorizados y conociendo perfectamente los que están considerados cancerígenos en unos países, no les importa usarlos en sus formulaciones en otro país con tal de que estén todavía autorizados.

Siempre pensé que eso de la moral era igual para todos ya que es algo que nos dona la naturaleza y lo que es bueno lo es para la generalidad y lo malo también, pero por lo que se ve esa premisa me la he debido inventar y la realidad no es así.

La moral de la gran empresa, es tan ancha y su bula tan grande, que se le permite legalmente formular de varias formas y a sabiendas del mal o seguramente por encima de mal que puede producir actúa.

Image

Y lo más curioso es que dejando a un lado la ñoñez de lo bueno o malo, hacen lo que le corresponde por ley, nadie tiene culpa de que tengamos en este mundo la simpleza en el poder.

Todo esto viene a cuento de la noticia de que la Coca Cola en su nueva política de ganarse el favor de la opinión pública ha anunciado que eliminará el polémico estabilizador de sabor Aceite vegetal bromado (BVO) de algunas de sus bebidas como la Fanta, Powerade o Mountain Dew, el ingrediente se eliminará en EE.UU., Canadá  y Latinoamérica ya que en la Unión Europea y Japón no está permitido.

Image

Aun sabiendo que sigue autorizado en muchas partes del mundo , mi sorpresa es la de ver que todavía sus Serenísimas Majestades lo utilizan  ,cuando en un país tercermundista como éramos España por la década de los 70 ,dejamos de usarlo en el sector de los  aromas y como consecuencia de ello dejaron de usarlo las empresas de bebidas refrescantes y cuando se habla de la nueva generación de alimentos disruptivos ,su Magnanimidad al parecer sigue usándolo en su feudo y ¡sus gurús se extrañan de que la opinión publica dude de ellos!. La Pepsi fue un poco menos tanque y dio la orden de retirarlo el año pasado.

En aquellos años 70, hice trabajos usando el aceite de maíz bromado, que como su nombre indica era simplemente un aceite de maíz que se sometía a una reacción de bromación  sobre la porción insaturada de la molécula de triglicérido que constituye el aceite vegetal, básicamente sobre los ácidos oleico, linoleico, etc…

Esta bromación le confiere al producto unas propiedades de incremento de densidad y estabilizante-emulsionante, idóneas para su uso en emulsiones cítricas, con un porcentaje de toxicidad debido a la existencia de radicales libres de bromo, que obligaron en su día a permitir una concentración máxima de 15 ppm. en bebida terminada.

Image

Los refrescos con sabores cítricos como la naranja, limón, lima, están constituidos por aceites esenciales de las frutas correspondientes, sin embargo, la dispersión de un aceite esencial en el agua de un refresco constituye un problema debido a la insolubilidad de los mismos en el medio, eso obliga a incorporar agentes emulsificantes en la formulación de la bebida

ImageImage.

Os puedo asegurar que hacer una emulsión, es decir homogenizar productos distintos, con distinto tamaño de partícula en un medio como un helado, una margarina, etc. de por si es delicado, el mantener en un medio acuoso durante meses una mezcla de partículas insolubles entre si y que no sedimenten en el fondo ni formen aro en el cuello de la botella es un arte.

Image

Voy a intentar hacer un resumen del fundamento de las emulsiones cítricas, perdonarme si me enrollo.

Básicamente consisten en mezclar dos familias de sustancias como son los aceites esenciales de densidad media 0.845-0.890 g/cm3, con un jarabe azucarado entre un 10-12% de azúcar, con una densidad de 1.038-1.050 g/cm3 o más, el resto suelen ser aditivos, zumos  y agua carbonatada.

Existe una fórmula física, que a los químicos nos da pie para resolver el problema, se conoce como Ley de Stokes.

Image

en

donde:

Vs es la velocidad de caída de las partículas (velocidad límite)

g es la aceleración de la gravedad,

ρp es la densidad de las partículas y

ρf es la densidad del fluido.

η es la viscosidad del fluido.

r es el radio equivalente de la partícula.

Básicamente nos dice que la velocidad con que una partícula se puede mover en un medio, es directamente proporcional al radio (tamaño de partícula) y a la diferencia de densidades entre la partícula y el medio, e inversamente proporcional a la viscosidad del medio.

Es decir la velocidad con que se mueve una partícula en un medio será mínima tanto más cuanto menor tamaño tenga y cuanto menor sea la diferencia de densidades entre las partículas de las sustancias aromáticas y el jarabe y también cuanto mayor sea la viscosidad del jarabe.

En síntesis hace falta dejar la mezcla aromática a un tamaño de partícula cerca de la micra y subirle todo lo posible la densidad con un estabilizante como el aceite bromado (densidad 1.240 g/cm3) totalmente miscible con los aceites, a la vez se pueden usar otros espesantes para incrementar la viscosidad del medio.

Si tenéis alguna curiosidad por el mundo de las emulsiones, podéis leer mi post sobre el tema.

De todos los emulsionantes para bebidas que conozco, os aseguro que el más cómodo barato y práctico era el BVO, pero los fabricantes nunca fueron capaces de neutralizar el exceso de bromo.

Lo prohibieron cuando se demostró que el bromo se puede acumular en el tejido de los humanos y actual como depresor del sistema nervioso central, su toxicidad se puede manifestar con erupciones cutáneas, fatiga, arritmia cardiaca, etc.

En la actualidad se han conocido distintas familias de estabilizantes-emulsionantes que se vienen usando en los distintos países, pero generalmente son más dificultosos de trabajar, dan peores resultados en la estabilidad y resultan bastante más caros, no es de extrañar que a la Coca Cola le resulte desagradable desprenderse de una ganga, fuera de perjuicios morales.

 

 

 

Anuncios

Un comentario el “Las multinacionales de los refrescos y el BVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s