De cuando un elemento es esencial para la vida y además puede ser un asesino

 

Cuando leo algunos trabajos que critican  el que las cosas en este mundo van mal porque todo es química, no dejo de sonreírme un  poco y me gustaría recordarle a estas personas que el mundo está formado por una serie de elementos químicos que son como los ladrillos de las distintas estructuras y que se combinan por una serie de leyes químico-físicas, biológicas, matemáticas etc…, pero que el ladrillo sea un componente químico, no quiere decir que todo el edificio sea química, sino que lo es , a la vez que otras cosas.

ImageImageImageImage

Digo esto porque parece que los enemigo de la química  no se han enterado de la existencia de unos componentes esenciales para el cuerpo humano, tan esenciales que sin ellos no puede existir y joroba un poco cuando uno tiene que oír, -¡es que el melocotón no es una fruta natural, ya que si ves su composición, todo son productos químicos!-.

Y yo me pregunto, hay algo más natural que el cuerpo humano, este para poder existir depende de unos elementos químicos que le son esenciales, unos formando parte de la estructura de ladrillos que constituyen su esqueleto y otros sin los que el organismo no puede realizar sus procesos metabólicos hasta el extremo de que de no existir estos, no pueden reemplazarse por ningún otro elemento.

¿Entonces qué sucede, que el cuerpo humano es química y por lo tanto artificial?, ¿qué es ser natural, lo que no lleva elementos químicos?

Yo les aconsejaría a esas personas, que empezaran a distinguir entre elemento químico (ladrillo) y química ciencia que estudia ciertos procesos según unas leyes, usando los ladrillos como unidades, a partir de esto puede que les queden un poco más claros los conceptos.

Existe uno de estos elementos esenciales, tan esencial que sin él no se podría regular el contenido del agua en el cuerpo humano y os recuerdo que somos casi todo agua, os imagináis un cuerpo acuoso donde el elemento base estuviera descontrolado.

Image

Este compuesto químico es el sodio, cualquiera que lea este post sabe de quién hablamos  y de su primo hermano la sal común o cloruro sódico, el enemigo público  número uno de cualquier consulta médica y el más perseguido por todas las reglamentaciones sanitarias que en la actualidad se revisan.

Una de las medidas que se ha tomado para combatir la obesidad y la tensión alta, en las industrias alimentarias de los EE.UU., es reducir el contenido de sal en los alimentos.

Esta campaña del Gobierno Federal para prevenir la insuficiencia cardiaca y los derrames cerebrales pretende acabar con las miles de muertes producidas por año.

La FDA pretende emitir una serie de normas voluntarias en una primera intención para educar los paladares al nuevo nivel de sabor.

Los estadounidenses consumen diariamente una cucharadita y media de sal, un tercio más de lo que recomienda el gobierno, la mayor parte del sodio está contenido en los alimentos procesados  y comidas de restaurantes.

El sodio además de sazonar el alimento, mejora la textura y el aspecto, impide la aparición de bacterias y prolonga la vida media.

Lo que se pretende de una forma paulatina es ir educando a las papilas gustativas del consumidor a su adaptación a menores concentraciones de ion sodio.

Es realmente increíble que sobre un simple elemento recaigan tantas responsabilidades juntas, si no llega, no existiría la vida humana como la conocemos y si se pasa, es capaz de matar el ser al que ayudó a crear.

El sodio junto al ion cloro o al ion bicarbonato controla y regula el equilibrio acuoso , mantiene la presión osmótica del líquido extracelular ,así como el equilibrio ácido- base , mantiene  flexibles las articulaciones y hace que las paredes del estómago contengan la alcalinidad requerida para que puedan secretar el ácido clorhídrico necesario.

Image

Tiene la propiedad de que gracias a él, es posible la contracción muscular y la de los vasos sanguíneos, además interviene en la regulación de las glándulas secretoras, saliva, sudor y jugos gástricos.

Ayuda al calcio a ser más soluble y así formar parte del tejido óseo.

ImageImage

Cuando tenemos falta de sodio uno de los fenómenos que se nos manifiesta es el dolor en las articulaciones, el reumatismo, la artritis y otras inflamaciones que indican la necesidad de sodio para neutralizar los ácidos que causan estos malestares.

Enseguida me viene la pregunta.- ¿por qué tanta manía si el cuerpo lo necesita? y los estudiosos en la materia nos lo explican meridianamente.

Cuando se ha dado un exceso de sodio, por la causa o motivo que sea, nos hemos encontrado con la posibilidad de las siguientes deficiencias:

Insuficiencia cardiaca, enfermedades del riñón, cirrosis hepática, hipertensión arterial.

El lugar del conflicto parece situarse en el circuito sanguíneo, en donde suele existir una concentración de sodio de unos 140 mEq/l., este es el resultante entre el que entra por los alimentos y el que sale a través del filtrado del riñón y finalmente excreta por la orina y heces.

Image

Todo este proceso viene regulado por una hormona llamada Aldosterona, si esta aumenta su nivel en sangre, se produce una mayor retención de sodio en el riñón, esto lleva consigo una  retención de agua y como consecuencia un aumento de presión en los vasos sanguíneos y una posibilidad de hipertensión.

Valores superiores a 158 mEq/L (miliequivalentes por litro), se consideran síntomas graves.

Para no depender solo de la regulación adecuada de la hormona y del filtrado del riñón y correspondiente excreción urinaria, una de las soluciones más viables es bajar la concentración de sal que entra en el organismo, con lo que conseguiremos que la maquina no vaya forzada y pueda realizar mejor todo el proceso y si se diera el caso de que esta se estropea lo que se debe de hacer es ponerse en manos de un especialista.

Sigo encontrándome con el principio de que a veces el peligro no nace de la sustancia, sino de la dosis en la que se usa

Image.

Si hay un hecho claro es que la naturaleza nos concede distintos caminos para llegar de un punto a otro , el bueno y el malo, el corto y el largo, el positivo y el negativo, el más y el menos, el todo y la nada, es misión nuestra saber elegir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s