Transgénicos , la terapia del tomate

 

 

Seguramente como en tantos otros sectores ,los que nos educan en temas alimentarios y nutricionales, suelen ser tan partidistas y tan escuetos en sus definiciones , que nos hacen amar u odiar un producto, técnica o sector, con el solo conocimiento que producen sus opiniones.

Digo esto por el concepto que la opinión publica llega a tener de productos de tan rabiosa actualidad como los transgénicos, puede que la mitad de la humanidad les tenga pánico y es posible que una gran parte los espere como el mana salvador, pero lo que si estoy seguro que otra gran parte les suenan a hueco, manipulación, lucha de poder y mil cosas más, porque nadie en el fondo les ha explicado que son los transgénico, de donde vienen y a donde van.

Transgénicos1

El concepto que se tiene del transgénico, es el de aquel organismo A, que se obtiene a partir de otro considerado como natural al que por técnicas de ingeniería genética se le han modificado o incorporado genes de otro organismo B.
Buscándose en principio propiedades que no existe en el de origen, sobre todo en términos de mayor propiedades y productividad, mayor vida útil y mayor beneficio económico.

Dicho esto como resumen, en términos sencillos la primera impresión es que a un producto natural, le hemos cambiado el traje, transformándolo en un sintético, creando o modificado propiedades que pueden ser beneficiosa o no para el que lo consuma o simplemente cohabite con él en un determinado medio.

Esto en principio es posible, pero las causas y motivos por los que sucede, pueden ser variados y hasta distintos a los que aquí exponemos.

Prácticamente hace cuatro días, en 1983, cuando se creó la primera planta de tabaco transgénico, en el  año 2011 ya se hablaba de 160 millones de hectáreas, cultivadas con distintas variedades de OMG.

Yo no me considero capacitado para decir si esto es bueno o es malo, pero lo que no estoy totalmente de acuerdo con el que modificar un organismo genéticamente, es un acto siempre artificial, pues si nos recreamos un poco en la historia de la humanidad, desde hace millones de años se realizan de manera natural intercambios genéticos entre plantas y animales, formando seguramente unas veces para positivo y otras para negativo, parte de su evolución

Con toda la mala prensa que el tema tiene, no hay día que en cualquier parte del mundo no exista un trabajo publicado por alguna universidad en defensa de nuevas aplicaciones transgénicas.

Syringe needles pushed into tomatoes

En el 2013 investigadores de la Universidad de California, presentaron un trabajo en el que informaban de que pequeñas cantidades de un tipo específico de lípidos en el intestino delgado (los ácidos lisofosfatidicos insaturados LPA) derivados de fosfolípidos de la membrana celular, pueden jugar un papel importante en la generación de los niveles altos de colesterol y de la inflamación que conduce a la obstrucción de las arterias.

El equipo encontró que podían reducir los efectos negativos de estos lípidos en ratones de laboratorio, mediante la alimentación con un nuevo tomate transgénico que están desarrollando, diseñado para imitar el colesterol bueno HDL.

Los tomates creados en la UCLA producen un péptido llamado 6F, que imita la acción de la apoA-1, la principal proteína del HDL.

Realizados los ensayos adecuados se comprobó que disminuían el nivel de LPA en el intestino delgado de los ratones y a la vez se detuvo el aumento del colesterol malo.

Se sigue trabajando en el papel que estos lípidos específicos en el intestino delgado y las posibles nuevas formas de tratarlos.

En octubre del 2014 un grupo de 21 científicos del más alto nivel en el campo de la investigación de GMO, han emitido una carta abierta exigiendo a la UE, tome medidas para garantizar que ellos y otros científicos pueden seguir con sus trabajos y que estos no serán bloqueados en los países miembros por motivos puramente políticos.

Esto es una consecuencia del acuerdo político de junio del 2014 para permitir a los Estados Miembros a restringir o prohibir el cultivo de OMG en su territorio.

Mapa_2010

Sigo pensando que defensores y detractores tienen sus razones de peso para defender sus posturas, pero mucho me temo que la hoja de ruta tendría que cambiar mucho en el mundo para que los GMO desaparezcan y que probablemente como tantas otras cosas, sean parte de la factura que tenemos que pagar a nuestro futuro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s