La historia de la tinta y el tintero , objetos que pasan desapercibidos

 

 

Hoy los tiempos adelantan, que es una barbaridad, como decía Don Hilarión en la inmortal Verbena de La Paloma.

Nuestra juventud domina el WhatsApp, la informática, el Tablet y un sinfín de técnicas, visto así casi todo son ventajas, pero la realidad es muy otra, seguramente llegará a Marte, casi desconociendo el bolígrafo y por supuesto, la pluma, la tinta y el tintero sonarán junto con la letra redondilla a vestigios del pasado, más o menos de la época de los egipcios.

objeto-antiguo-para-tinta-tintero_718102

Seguramente  os cansa tanta queja y os parezca que me quedé en una nube del pasado, pero soy de los que creen que tan necesaria como puede ser hoy en día el conocer la curvatura orbital de un satélite espacial, es seguir en contacto con lo que fuimos y no perder el conocimiento de lo que nos rodeó y formó parte de nuestra historia, la humanidad debe gran parte de lo que es a la escritura y esta muchísimo a la tinta.

867849-resumen-firma-de-tinta-pluma-y-pasada-de-moda-tintero

Si nos vamos a un colegio de una gran ciudad de la” Cultural Europa” y preguntamos en una clase por el tintero, seguro que el 95% le suena a chino y dejo un 5% pensando en algún emigrante africano o similar, que probablemente tuviera la suerte dentro de su desgracia de convivir con uno.

Mientras que la pluma y el tintero, han desaparecido prácticamente y solo lo encontramos como tema ornamental, la tinta ha seguido evolucionando y adaptándose a las nuevas técnicas.

Las primeras tintas que se conocen allá por el 2500 aC., fueron suspensiones de carbono, por lo general negro de humo en agua, que se solía estabilizar con gomas de resinas de árboles o albúminas de huevo.

Por definición la tinta es un material liquido o semi-liquido, utilizado para escribir, o imprimir, químicamente es un sistema coloidal de partículas de pigmentos dispersas en un disolvente acuoso u orgánico.

Tinte1

Además del pigmento, la tinta, contiene otros ingredientes, que incluyen modificadores de pH, humectantes para retardar el secado prematuro, antiespumantes para el control de la espuma, tensioactivos  y resinas para conseguir mejor estructura de masa y homogenización, biocidas para inhibir el crecimiento de hongos y bacterias, etc…, es como tantos otros productos que conocemos un coloide y cumple las normas por las que se rigen esta familia de compuestos(me remito al post ,la ciencia de los coloides).

En la actualidad más del 90% de tintas son de impresión, en donde el color es producido por pigmentos en lugar de los clásicos colorantes utilizados en las de escritura, los pigmentos son insolubles a diferencia de los clásicos solubles.

Las tintas de escritura, suelen prepararse para los rojos con eosina y el azul con trifenilmetano, suelen contener otros componentes como, sulfato de hierro y ácidos gálico y tánico, etc… Las tintas blancas contienen dióxido de titanio.

La creciente preocupación por la toxicidad de los metales pesados, ha conducido a la sustitución de muchos pigmentos inorgánicos por orgánicos, actualmente la industria de la tinta es un gran consumidor de negro de humo.

El bolígrafo contiene una pasta con una composición de colorante entre 40-50 %.

Como lo que se busca en la tinta de impresión es la total dispersión  de las partículas del pigmento separadas por fuerzas de repulsión/atracción  lo suficientemente equilibradas para que no se formen cúmulos, la mayoría de los pigmentos orgánicos requieren moliendas especiales que produzcan nm (nano) partículas. Para ellos se usan dispersantes, tensioactivos o polímeros, que recubren el pigmento y ayudan a su estabilidad.

En la actualidad hay una tendencia a bajar o excluir los disolventes orgánicos en los productos comerciales y las tintas no son una excepción y esto lleva a la química del sector a cambiar muchas recetas que sustituyan estos disolventes orgánicos por agua, con el consiguiente cambio de componentes y nuevas adaptaciones.

Una desventaja al usar agua es el incremento de la tensión superficial, lo cual lleva consigo combatir las propiedades humectantes del papel o el plástico, parece ser que tensioactivos especiales disminuyen la tensión superficial.

La tinta debe tener una viscosidad óptima adecuada para el proceso de impresión, en el pasado esto se afinaba con los disolventes y se podía conseguir un bajo contenido en sólidos, mientras que las actuales al eliminar disolventes aumenta el contenido en sólidos.

impresora-laser

Estas propiedades y otras que van apareciendo obligan a diseños cada vez más específicos, en estos tiempos se estudian y desarrollan tintas termocrómicas, fotocromáticas, magnéticas, etc.

Hay quien piensa que la sociedad sin papel está a la vuelta de la esquina, cosa que probablemente pasen muchos años para que sea una realidad y seguro que si eso llega, espero que como mínimo seamos capaces de seguir enseñando a nuestras generaciones futuras, a dónde vamos y de dónde venimos.

Puede que la humanidad deba muchísimo a la penicilina, la electricidad, la rueda y tantas otras, pero os puedo asegurar que la tinta como vehículo de transmisión de conocimientos entre época, no se queda atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s