Las multinacionales parece que apuestan por lo natural sobre lo artificial

 

 

El año 2015 parece ser el del cambio en muchas facetas de nuestra vida, se mueve en la política, en la economía y  también en la alimentación.

Como siempre las Multinacionales son las que se sube al carro de la noticia y nos suelen presentar las novedades.

Nestlé ha anunciado su compromiso de retirar todos los colorantes y sabores artificiales de sus golosinas de chocolate comercializadas en los EE.UU, a finales de este año. La decisión  afectará a más de 250 productos de 10 marcas distintas, algunas tan populares como la Crunch.

crunch

Ni esto es nuevo, ni tiene una fácil solución, ya que aunque no lo crean, no es un problema tecnológico, hoy en día todo lo artificial es sustituible por lo natural, sino que es más bien un problema económico, que no es tan fácil de solucionar a escala mundial.

Por otra parte, soy de los que siguen defendiendo que la verdad es que no todo lo natural es bueno y lo artificial malo.

Esto es una leyenda que se ha movido de un lado para otro según intereses, pero que salvo en casos muy específicos, no se ha podido demostrar la total bondad o maldad de una u otra familia.

Muchos hemos defendido que los colorantes, aromatizantes y conservadores son necesarios para el consumo actual de los alimentos a escala mundial, que si se usan naturales muy bien, pero que si son artificiales autorizados, también.

Lo que debe de aparcarse es la idea de su eliminación, ya que hoy por hoy, son imprescindibles, salvo que queráis comer algo indefinido, blanquecino, sin olor ni sabor y sin control de viscosidad, por ejemplo.

Una vez definida por mi parte la idea de lo bueno y lo malo, no puedo dejar de reconocer que las modas hacen época y que el marketing,  le saca bastante provecho al sin…sin….

La intención de la compañía Nestlé, es por ejemplo en las tabletas de Crunch, sustituir el sabor artificial del aroma de vainilla por vainillina natural o en el caso de las Butterfinder, los colorantes artificiales Rojo40 y Amarillo 5 por el natural Annato, según la dirección saldrán al mercado sin modificar los precios

vida-debe-saber-bien-nestle-butterfinger-T-58PhwO.

Esto que es una política de ventas, se la pueden permitir estas compañías, aun a sabiendas de que en la realidad le repercute en los costos y la vida media del artículo.

Hace tiempo que estoy fuera del mundo industrial, pero os aseguro que la diferencia de costos entre un aroma o colorante artificial y su homólogo en natural ronda entre 3-10 veces más y no hablemos de los conservadores naturales.

La inestabilidad de los colorantes naturales ante los artificiales hace que generalmente la vida media de los productos finales sea menor, con la repercusión que eso tiene en la rotación de los artículos.

Todas estas características entre las que están, estabilidad, costos y cambios de bouquet ya que un aroma artificial puede ser muchas de las veces mejor que su homólogo natural, influyen en la calidad y uso de un producto.

Desde hace muchos años el sabor del chocolate se consiguió  con etil vainillina, una sustancia aromática artificial de unas 5 veces superior en fuerza que la vainillina artificial o la vainilla natural de la vaina, a diferencia de esta última que dependía de países y cosechas, la etil vainillina era homogénea y con un bouquet muy limpio, ideal para la fabricación del chocolate por complementarse muy bien con el amargo natural del cacao.

Hay que tener en cuenta que no todos los países y empresas cuentan con los medios tecnológicos de los americanos del norte y que a veces tienen que trabajar con productos que sean más baratos y no les den problemas tecnológicos.

Puede que saquéis la opinión de que represento las teorías viejas, retrógradas y caducas y de ahí que lo artificial piense que es mejor que lo natural.

barras-de-chocolate-nestlé

Nada más allá de la realidad, yo creo en la tecnología moderna que es capaz de tratar un producto y conservar de él, sus principios aromáticos, textura y color y si estos se pueden envasar y llevar al consumo, ideal.

Pero todo esto es nuevo y hace no muchos años se trabajaba sin reactores adecuados, sin calor ni frio y lo más importante, sin medios económicos.

Solo la ayuda de los colores, sabores y conservadores, permitían presentar en los mercados un producto decente, homogéneo y relativamente saludable.

Esto que os comento, no hace tanto que sucedía en Europa y os recuerdo que el mundo es muy amplio y con bastante desnivel entre países, me alegro que los países ricos puedan mejorar su tecnología, pero pensar que los pobres necesitarán durante mucho tiempo materias primas más baratas y resistentes y no se pueden permitir el lujo de despreciar lo conocido, siempre y cuando se cumplan las normas sanitarias que hayan demostrado eficacia a escala mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s