La fruta y los insecticidas

pEgipto

El que piense que un perfume o un aroma, es algo que creó el humano, para su deleite y satisfacción personal, está totalmente equivocado, pues solo lo usó.

La naturaleza entre sus múltiples funciones debió de pensar que una vez creados los tres reinos, tenía que comunicarlos y una de las técnicas que aplicó fue la del aroma como comunicador transmisor.

Le concedió el don a ciertas plantas y algunos animales de que en tiempos determinados y  con una determinada frecuencia, fuesen capaces de fabricar unos determinados perfumes que tuviesen la virtud de atraer o repeler tanto a otros miembros de su reino, como de los otros reinos , aunque el reino mineral ,por sus características especiales ,no nos produce la sensación de tener olor , esto no es así en la realidad y los geólogos tienen sus clasificaciones bien definidas , tales como : sulfuroso ,fétido arcilloso ,etc……

Como hemos comentado en otros posts, el hombre solo ha sido un copista de la naturaleza.

Que las plantas aromáticas tuvieron y tienen las funciones de trasmisoras a la vez que defensoras de su especie, eso es de dominio público, son conocidas sus propiedades de repelentes e insecticidas naturales.

Nuestros abuelos usaban la albahaca, la ruda, el eucalipto y otras tantas plantas en maceteros  en los jardines para ahuyentar los insectos.

  1. insectrepellent

Cuando llega la primavera por cada familia de insectos o parásitos que pululan por los campos o los huertos de cualquier lugar, aparecen defensores naturales como la Salvia officinalis, la Saponaria officinalis, la Menta Piperitta, la Ortiga, el Poleo, el Romero, la Lavanda.el Espliego y otros tantos que equilibran el Ecosistema.

Hasta hace muy poco tiempo, todos los conceptos que se tenían sobre el poder insecticida de las plantas aromáticas, se centraba en la planta en sí, concediéndole el poder repelente a ciertos componentes de estas, pero sin haber entrado en mayores detalles, en la actualidad los equipos de investigación empiezan a estudiar componente por componente, su interacción con los demás y con el medio.

Los insectos voladores tienen la facultad olfativa de aun encontrándose en un entorno complejo como puede ser una zona selvática, pueden navegar hacia ciertas frutas que en determinados periodos del año los atraen con gran precisión.

Se da la circunstancia de que si esa determinada fruta cambia de perfiles de olor durante la maduración, puede darse el caso que los diferentes perfiles pueden atraer a distintas especies en diferentes etapas.

Esta selectividad que manifiestan ciertos componentes frutales en el periodo de maduración a ciertas especies de insectos atrayéndolos, da que pensar en la existencia de una relación directa entre un componente en un momento de su maduración y una determinada comunidad de insectos y la manera de que esto sirva de alguna forma para poder controlar las acciones de esas comunidades y el medio en donde se desarrollan puede ser de gran interés para la agricultura.

Esto ha motivado a un grupo de científicos de la Universidad de Riverside en California, que están trabajando  con dos especies relacionadas entre sí, la Drosophila melanogaster (mosca del vinagre) y la Drosophila suzukii, ambas proporcionan un excelente modelo para estudiar como los cambios en el comportamiento olfativo se asocian con la preferencia de distintas fases del alimentos.

spotted-wing-drosophila_2_big

La D. Melanogaster se alimenta y pone sus huevos en los frutos maduros, caídos y fermentados y evita la fruta que todavía no está en proceso de maduración, cuando este comienza, la fruta respira más y emite mayores tasas de CO2, a la inversa la D.Suzukii prefiere alimentarse de frutos  que comienzan a madurar y pueden poner sus huevos a través de la piel, emergiendo sus larvas del interior del fruto causando cientos de millones de dólares en daños agrícolas.

swd

De este extenso trabajo realizado con la Drosophila, lo primero que se dedujo es que los insectos son receptivos a distintos olores de los componentes de las frutas o a las distintas fases olfativas que estos compuestos podían sufrir durante sus distintos periodos de maduración.

Para encontrar alternativas a los insecticidas existentes, el equipo de California, investigó una seria de suplentes DEET.

DEET

El DEET (N.N-Dietil-meta-toluidina) fue un repelente de insectos ampliamente utilizado por los soldado norteamericanos en la jungla durante la Segunda Guerra Mundial.

Como sustituto del DEET, se usó el Antranilato de Butilo. Que se encuentra en la fruta y se utiliza como componente natural en la fabricación de aromas

Se pudo comprobar  que una muestra de arándanos, pulverizada con una solución al 10% de antranilato de butilo, estuvo protegida del ataque de la Drosophila Suzukii, casi al 100%.

El trabajo realizado con las Drosophilas es muy extenso y de una complejidad superior a la que en un post tan simple como el nuestro podemos desarrollar, como resumen os indicaré que se han conseguido una serie de nuevos repelentes de origen natural que pueden sustituir a los DEET clásicos y con un mayor poder.

Muchos de estos compuestos repelentes están presentes en la fruta, tienen olores muy suaves y agradables, utilizados como componentes de sabores y fragancias que pertenecen a la categoría de GRAS (generalmente reconocidos como seguros) y están autorizados para el consumo humano.

En pruebas realizadas con el D.Suzukii, se han medido las respuestas de tres Compuestos DEET-replacement, que son:

1-Butil antranilato

2-Metil N.N-dimetilantranilato

3-Etil antranilato

Realizándose las pruebas sobre una plantación de arándanos, se pudo comprobar  que se reducía el daño durante la maduración de la fruta.

Cada año la D.Suzukii daña plantaciones por cientos de millones de dólares en todo el mundo y existe una enorme necesidad  de poder sustituir los insecticidas tóxicos de los tipos DEET clásicos por estas nuevas gamas de repelentes naturales.

El trabajo parece interesante, aunque reconozco que a mí se me escapa un tanto de mi especialidad ya que no soy conocedor a fondo de la Entomología aplicada a las ciencias agrícolas.

Sin embargo hay un punto que lógicamente se sale del desarrollo aplicado por los investigadores, y es el siguiente.

Cuando el fruto está madurando , el componente que después va a tener las funciones de repelente ,en el caso que nos ocupa el antranilato de butilo , se está sintetizando junto con los demás componentes que al final del proceso darán lugar a un aroma definido , mi primera duda es ,cuando serán más óptimas las propiedades repelentes del antranilato ,cuando se forma en las primeras fases de la síntesis que como tal tiene unas propiedades o al final del proceso de la maduración del fruto, donde el componente antranilato alcanzo su plenitud y por lo tanto intrínsecamente tiene otras propiedades ,para no liaros mucho ,todos sabéis que una fruta va variando su aroma conforme va madurando y esto tiene que ver con el perfil que cada uno de los componentes va aportando con su desarrollo , en el fondo es lo mismo que le sucede a un vino cuando macera en una barrica de roble.

Otra pregunta sería la posible influencia del método de extracción del repelente, del total de los componentes de la fruta usada, en la potencia con la que este actuará contra los insectos.

Y por último los usos serían los mismos con antranilato de butilo sintético.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s