La herencia natural

16681388723_910aed2eba_o

Hay días como hoy que quiero escribir de algún tema de los que me preocupan y sinceramente son tantos y tan variados que prácticamente no sé por dónde empezar.

Miro hacia los economistas y la economía, a los políticos y la política, a los científicos y la ciencia, a los filósofos y la ética, y así sucesivamente y cada vez me quedo más desangelado y pienso, si nos merecemos estas alforjas para recorrer un camino tan simple.

Hoy debe ser un día de los que considero gris, me ha llamado uno de mis hermanos diciéndome que lo ingresaban en el hospital por motivos de una recaída de su enfermedad y aunque es cosa vieja, no dejo de pensar, en que esta existencia es una pura ……….

Me viene a la mente un post que escribí en septiembre del 2013, sobre la Herencia Genética, intentando entender lo que somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Os aseguro que para nada quisiera dar la impresión de tener una depresión, pues si la tengo debe ser tan pequeña que no la noto, no creo que mis preguntas se puedan contestar por ese camino, es algo más sencillo que todo eso y que en mi caso, seguramente por desgracia para mí, no me ha sabido contestar ni la ética de las ciencias ni la moral de las religiones.

Siempre me preocupó el saber a qué veníamos y a dónde íbamos ,todos los demás pasos los he visto como componentes de esta obra que representamos en este teatro llamado Tierra y la verdad que los distintos papeles que cada personaje interpreta los asumo como parte de este puzzle.

En la actualidad ,después de haber pasado por la experiencia que te da la vida y de razonar las cosas con la calma que dan los años y sobre todo haber intentado contestarme todas las dudas que se me han ido presentando creo haber llegado a entender mi verdad.

Estoy plenamente convencido de que soy un componente de ese puzzle que forma la energía universal, que está en uno de los estadios por los que ha de pasar en eso que llamamos evolución de las especies, que no sé de dónde viene, ni a donde va y sinceramente os diré que no me importa en absoluto.

Me conformo con intentar entender mi papel en el puzzle, lo demás que lo resuelvan otros.

De tontos seria a estas altura estar pensando de dónde vengo, quisiera saber a dónde voy en ese cuanto energético que me toca vivir.

Siento mucho no haber podido solucionarlo con la religión como os comentaba, porque ese camino os aseguro que es el más cómodo del mundo, solo hay que pedir perdón en el momento adecuado y pasarte una eternidad en cualquiera de los paraísos que todas ofrecen.

Pero sin embargo si hay algo que me descoloca y es ese conjunto de recuerdos , vivencias o lo que sea que nos transmiten en el genoma y que a la vez nosotros transmitimos , que esa es la verdadera herencia y seguramente lo que los humano consideramos como inmortalidad , no tengo la menor duda y si me quedaba algún ápice , me desapareció el día que mi nieta , mirándome intensamente con profundidad a los ojos ,me estaba diciendo ,gracias por todo lo que me has transmitido y a la vez con su vocecita ,me decía ,” Hola Pepito”.

Mi duda es hasta cuando duran ese conjunto de recuerdos transmitidos y no lo digo solo por los individuales  de padres a hijos, sino por los colectivos transmitidos por la especie.

3736789_340bb4ea41_m

¿Qué sucede cuando desaparece una especie? , ¿se pierde todo lo edificado y solo queda la energía?

Si eso es así, creo que sería una pérdida de riqueza y pienso que una injusticia cósmica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s