Agatha Christie y la química de sus novelas

 

 

 

Pienso que escribir un post, no debe de ser nada de difícil, cuando tantos paganos nos atrevemos a hacerlo ya que en el peor de los casos se nos juzga con ignorarnos y por supuesto lanzarnos a la papelera.

Sin embargo escribir una novela, creo que debe ser algo serio y no apto para  aventureros de las letras.

Siempre me ha maravillado el poder del buen escritor que con cuatro letras y un folio en blanco, es capaz de crear un mundo de formas e ideas, una vez plasmadas tienen la facultad de envolverte y trasladarte a otros lugares y momentos, te lleva a otras dimensiones.

Los escritores que se han mantenido en el recuerdo a través de los tiempos, debe de ser por algún don, pues los malos suelen desaparecer con rapidez  y en esta apreciación no descarto ningún género, puesto que tanto merito tienen las novelas rosas que se vendían en España en los años 50-60 o las de Marcial Lafuente Estefanía, como los últimos premios Nobel.

Cuando estamos leyendo una novela, lo primero que pensamos es en la gran imaginación del escritor y lo bien que redacta, pero no en que probablemente ese trabajo haya llevado semanas, meses y seguramente años de estudio y preparación, para después poder coger el folio en blanco y darle vida.

Lo que el lector normal desconoce es que salvo casos excepcionales que siempre los hay, el escritor se apoya en conocimiento adquiridos a través de su vida y los traslada de forma directa o indirecta al engranaje de su obra.

Cuando se escribe, no todo va a ser una buena prosa que cumpla las reglas gramaticales correctamente, el lector necesita sentir que algo de lo que lee puede ser o estar relacionado con la realidad y que no todo es fantasía y esa realidad solo puede nacer de la propia del autor.

Los millones de lectores que en todo el mundo han seguido las aventuras de Hércules Poirot o Miss Marple de las manos de su creadora Agatha Christie, se han deleitado y maravillado con sus aventuras, sus deducciones criminalistas y su amplio conocimiento de las drogas y venenos que aparecen en sus obras y si profundizaran un poco más se sorprenderían del amplio conocimiento que hay de los procesos químicos en muchas de ellas.

Como todo en esta vida, tiene su explicación, sin nos vamos a la bibliografía encontramos que la señorita Christie fue ayudante de boticario en un hospital durante ambas guerras mundiales y que esto le proporcionó un amplio conocimiento en el manejo de los productos químicos en general.

Sobre este tema se ha publicado un libro cuya autor es Kathryn Harkup, que nos relata la vida de Agatha en la botica y como se familiarizo con el cianuro, el opio, talio etc….

Los efectos químicos y biológicos de cada veneno se presentan de una forma muy detallada.

Trabajando en el dispensario del  hospital, empezó a escribir su primera novela “El misterioso caso de Styles “, en donde a la señora Inglethorp la envenenan con estricnina.

La Estricnina, es un alcaloide de sabor amargo obtenida de la semilla del árbol Strychnos nux-vómica, se utilizó originariamente como estimulante nervioso, pero con fatales resultados ya que bloquea los receptores de glicina en las neuronas motoras.

Además de la falta de beneficios para el cuerpo, el verdadero problema de la estricnina es el estrecho margen que existe entre la dosis supuestamente terapéutica y la dosis letal, una pequeña cantidad de 100 mg.es suficiente para saturar los receptores de glicina y disparar a los nervios fuera de control, los síntomas comienzan pasados 15 minutos de la ingestión con convulsiones terrible de todo el cuerpo paralizando los músculos y produciendo la muerte.

Quien ha leído la novela se maravilla como el detective Poirot, después de una magistral investigación deduce, que la estricnina  mató a la señora Inglethorp y se la añadieron en la botella de la tónica que solía tomar en la hora del aperitivo.

La tónica estaba preparada con una receta que contenía una dosis letal de sulfato de estricnina muy diluida , de tal forma que tomada en pequeñas dosis, no hacia el efecto deseado y solo en el caso de que se tomara toda la botella en una vez el efecto sería mortal.

Sin embargo el asesino el día que quiso materializar el crimen había añadido un segundo compuesto a la tónica de la señora Inglethorp, que consistía en polvos de bromuro.

Al añadir el nuevo producto se produce una reacción de desplazamiento en donde los iones bromuro desplazan a los iones sulfato, formándose el bromuro de estricnina, que al ser insoluble precipita en el fondo de la botella, de forma que cuando se toma la dosis final se bebe casi toda la estricnina que había en el envase.

Con la finalidad de que el efecto de la estricnina no sea rápido y no se achaque la muerte a la tónica, el asesino le puso en el cacao que tomó la noche anterior una dosis de morfina que retrasa su acción.

La morfina y otros opiáceos ralentizan los músculos que mueven los alimentos a través del intestino y puede retrasar el vaciado del estómago varias horas, el medio acido de este impide la absorción de las sales de estricnina, pero  al llegar al intestino delgado con un medio ligeramente alcalino dicha absorción, se produce rápidamente.

En esta novela, miss Christie nos da una verdadera clase de química aplicada.

No es este el único caso donde nos demuestra sus dotes de escritora y científica, en otros como el caso de Emily Arundell, da una lección sobre Quimioluminiscencia del fósforo blanco.

La lectura de las obras de Agatha  Christie desde una perspectiva química, adquieren una nueva dimensión, produciendo en el lector la sensación de que está leyendo una novela científica.

Pienso que a nuestro paisano Arturo Pérez Reverte, su gran experiencia como corresponsal en varios conflictos europeos, le debe haber servido para conocer y entender mejor las pasiones humanas y lógicamente para saber reflejarlas en sus historias.

En síntesis, escribir seriamente al igual que pintar o componer música requiere talento y esfuerzo y eso lo reúnen pocas personas.

Los demás somos unos aficionados.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s