Las historias de la historia,el médico de familia

 

 

 

 

Los que hemos tenido la suerte de ser asistidos por un equipo médico en un hospital moderno y se nos ha tratado con la actual medicina ,viendo resultados relativamente rápidos y en gran porcentaje positivos ,pensamos que esto esta institucionalizado como una meta social y lo damos como un acto lógico y en ningún momento se nos ocurre acordarnos de su historia ,de cuando nada de esto existía y las enfermedades del cuerpo y el alma las tenían que solucionar los chamanes o curanderos de las tribus con aquellos remedios caseros y mejunjes preparados por los alquimistas o el brujo o bruja de la comarca.

Si lo analizáis por un momento ,la historia de la humanidad tiene dos caras ,la clara que brilla y que nos relata las grandezas de los hombres, sus conquistas y creaciones con los múltiples adelantos conseguidos y la cara oscura donde dominan las miserias y los problemas físicos y mentales y que les tocó resolver a los innombrables, los brujos, las curanderas o los chamanes y alquimistas, todos ellos apoyados por el uso  de las plantas acompañadas de rituales y otras técnicas para sugestionar al paciente, tengamos en cuenta que las enfermedades no solo eran del cuerpo ,sino también del alma.

Curiosamente la historia nos demuestra que no todos los principios considerados como axiomas son verdaderos, por ejemplo, los cultos españoles llevamos a América la cultura y los adelantos del mundo moderno como parte positiva y también la viruela y en pago a esta, los chamanes y curanderos aztecas curaron a los españoles de enfermedades que a estos les eran desconocidas, de ello existe un documento histórico el “Códice de la Cruz-Badiano” anterior a la Conquista.

Muchas de las técnicas que se usaban en estos tiempos han servido de base para los desarrollos de la medicina actual.

Por ejemplo, los síntomas de la angina de pecho, están descritos por Martin de la Cruz ,200 años antes de que el médico inglés William Haberdeen los describiera.

En el año 1522, el estudiante de medicina originario de Xochimilco Martin de La Cruz, escribió sobre los beneficios de la herbolaria indígena mexicana, tiempo después otro estudiante Juan Badiano, los copia y traduce al latín, con lo que logra conservar la historia de las hierbas medicinales de los nativos, recopiladas en un libro titulado LIBELLUM MEDICINALE INDORUM HERBIS.

badianus

Los conocimientos en vegetales y herbolaria, complementados con los estudios actuales producen resultados curiosos, como, por ejemplo, encontrar los principios activos del ZOAPATLE, que Martin de la Cruz recomienda como facilitador del parto.

Efectivamente, los científicos descubrieron que el Zoapatle contiene un poderoso componente el oxitócico que provoca contracciones en el útero y permite el parto casi sin dolor.

La zarzaparrilla se demostró que poseía propiedades diuréticas, es un buen depurativo de la sangre, su planta se usó como tónico estimulante.

En las sociedades neolíticas existía el personaje que, a la vez de ser líder espiritual, curaba a los heridos que producía la caza o las redecillas entre clanes, como en toda sociedad incipiente solían haber sus especialidades.

Este caso lo tenemos en las sociedades mexicas, entre los que podía encontrarse el médico chamán (ticitl) versado en procedimientos mágicos, el Teomiquetzan, experto en heridas y traumatismos de los combates y la Tlamatlquiticiti, que hacia funciones de comadrona.

Ya en el Código de Hammurabi, se determinan las responsabilidades de los médicos en el ejercicio de su profesión, así como los castigos dispuestos en caso de mala praxis.

Gracias a estos textos y a las tablillas reunidas por Asurbanipal (669-626 a.C.), han podido intuirse las enfermedades de esta época, así como las técnicas médicas empleadas y las primeras recetas conocidas.

Es de destacar que en varias tabillas se encuentra un importante arsenal herboristico, alrededor de unas 250 plantas, así como algunos minerales y sustancias de origen animal.

Casos similares nos encontramos en Persia, Egipto, China, América precolombina, etc……

Quedaría un tanto cojo este pequeño relato si nos saltáramos a Grecia y a la obra más universal en la que aparecen conocimientos médicos, me refiero a la Ilíada y la Odisea.

Por ejemplo, la descripción del tratamiento que recibe el rey Menelao, al ser alcanzado por una flecha en la muñeca en el asedio a Troya y el cirujano es Macaón, hijo de Asclepio, dios de la medicina griega, educado por el centauro Quirón.

Del nombre Asclepio deriva el de esculapio, un antiguo sinónimo de los médicos.

Pero la figura médica por excelencia es Hipócrates, Padre de la Medicina Moderna

La escuela de Alejandría dio médicos notables como Erasistrato de Ceos, descubridor del colédoco (desembocadura de la bilis en el intestino delgado), Herófilo de Calcedonia que describió las meninges.

Siguieron Roma, Bizancio, Córdoba y así sucesivamente hasta nuestros días

Antes de daros mi opinión sobre esta profesión, me gustaría matizar algunos conceptos

Si trato la profesión, la considero difícil, dura y de gran contenido, con teorías muy fundamentadas en las estadísticas y todos sabemos que estas son el resumen de un después de…, se lo que pasó……pero…..

¿Pero volverá a pasar lo mismo, cuando cambie el factor X?  y esa acumulación de experiencias es lenta, sobre todo para el paciente.

El medico como profesional, no deja de ser un universitario más, con sus virtudes y defectos humanos, pero que ha cargado con otra responsabilidad distinta a la que se adquiere en las carreras clásicas, mientras los primeros tratan con cosas, los segundos tratan con personas.

Comencé mi post haciendo un elogio de la actual medicina y aunque sigo pensando lo mismo que al principio, quiero resaltar mi opinión sobre algunos aspectos que no me convencen.

Pensareis, que me voy a meter en un pozo sin fondo dado mi escaso conocimiento del tema, pero no es mi intención tocar la medicina en su vertiente profesional, sino desde la visión que tenemos en la calle los pacientes.

Llevo algunos años visitando centros de salud y hospitales y aunque en general el trato y los resultados han sido positivos, creo haber notado lo que históricamente se conoce como reinos de taifas entre la medicina primaria y los especialistas y a la vez entre las distintas especialidades, cada cual va a su bola y hace su medicina para su especialidad sin que nadie tenga la responsabilidad del control y la canalización de enfermo-enfermedad y cruces entre tratamientos, cada uno diagnostica poniendo su medicación sin coordinar, SALVANDO ALGUNAS EXCEPCIONES, con los otros especialistas ,ni tan siquiera usar la figura del médico de atención primaria, que en el 90% de los casos no vive el tema nada más que de refilón.

Gracias a la medicina actual el índice de vida se ha incrementado, así como la posibilidad de que una persona sufra varias enfermedades a la vez,situemosnos por un momento en el cerebro de un enfermo de cultura primaria o una ama de casa, a los que se le hacen ese cruce de datos ,medicinas ,tratamientos etc….y lo más que reciben es un parte frio para entregar al médico de familia y que este siga el tratamiento, sin que por otra parte exista ningún contacto entre especialista y médico de familia y pasados varios meses vuelva usted al especialista si lo necesita……¡..y ale hasta la próxima…….!

Sé que me van a decir que eso corresponde al médico de familia o de atención primaria y que mi opinión no es la correcta, que este cumple con sus obligaciones, pero señores todos sabemos que es un profesional infravalorado por su propia profesión condenado después de realizar un Mir tan completo como las demás especialidades por un número que los deja en los últimos lugares en el  escalafón y sin una aplicación médica DEFINIDA, me queréis decir que es eso de atención primaria y como se organizan sus funciones.

Y si todo esto fuera correcto, donde está la figura de ese coordinador médico que debe canalizar el resumen de la historia del paciente y tener la responsabilidad del seguimiento de un número de pacientes determinado y un área de trabajo definida, en lugar de estar dedicado a repartir recetas a los cientos de enfermos crónicos que llenamos las consultas y que sinceramente para estos menesteres, las funciones que no son de diagnóstico pudieran ser asignadas a otros cuerpos profesionales universitarios como farmacia o enfermería.

El médico de familia debe de dejar de ser el último del escalafón y como otro especialista más interconesionarse entre el enfermo y sus enfermedades a la vez que con los especialistas existiendo un circulo entre enfermo médico de familia y especialistas coordinado por el de familia que sería el encargado de controlar los acuerdos tomados en las distintas especialidades de forma que todas fueran al unísono y no existirán los conocidos separatismos, creo que esto beneficiaria al enfermo que está totalmente perdido.

Mi pregunta es ¡Si la sanidad es deficitaria de medios, por qué desperdicia el talento de miles de profesionales condenados a medrar en los ambulatorios recetando antibióticos!, bien que esta sea una de las secciones, pero la atención y el seguimiento del enfermo tiene muchas más parcelas.

 

 

Anuncios

Un comentario el “Las historias de la historia,el médico de familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s