Un breve apunte sobre la historia de la fotografia

 

 

 

 

 

Dicen los sabios que eso de cumplir años, llega un momento que te da pereza y terminas con cierta nostalgia de vez como se ha pasado la vida y precisamente por ser indolentes creemos que vamos sobrados, después cuando empieza a faltar la bilirrubina nos entra un cierto sentimiento de culpabilidad por no haber aprovechado el tiempo en su dimensión.

Curiosamente nunca he creído en la ciencia ficción ni en eso de las dimensiones y los mundos paralelos, pero sí creo en la nostalgia que afín de cuentas es un sentimiento que podemos sufrir en un momento determinado

de nuestra vida

 .thumbnail_abuelo-salvador

 

 

 

El otro día encontré una vieja fotografía en blanco y negro de las de época y curiosamente me trasladé a mi primera época, se ven mi abuelo Santacruz recio representante del ibero bajito espaldas anchas y manos grandes fuerte con pinta de brutote pero que en el fondo era un cachito de pan, junto a él se ven dos personajillos vestidos de fiesta, mi hermano Juanito, pantalón corto y encorbatado y mi primo hermano Salvador, da la sensación que estamos celebrando algún acontecimiento familiar.

Os hago todo este desarrollo, por la impresión que tuve de ese fenómeno que hemos comentado del mundo de las dimensiones, por primera vez en mi vida, viendo la fotografía sentí la sensación de estar viviendo en el mundo de cada uno de ellos por separado con la vivencia del pasado el presente y sus futuros, guardando las distancias y pidiendo de antemano perdón por la comparación, algo parecido a lo que debe suceder en las Meninas de Velázquez, que en el fondo es una magnifica fotografía.

Le notaba vida a mi abuelo y a la vez venían a mis recuerdos de aquellos momentos que de alguna forma me marcaron, pero por otra parte saltaron sentimientos de mi niñez que reviví con añoranzas, se entremezclaban las vidas paralelas, como si cada una se moviera en su dimensión con plena plenitud y a la vez co existiéramos en un mismo plano.

Curiosamente pensé en esa dimensión que debía de representar al que tiraba la foto, que no tengo ni idea de quien pudo ser, pero que debía de ser otro familiar directo y bastante relacionado con nuestras vidas, al que se le supone su mundo paralelo, con sus lógicos sentimientos e inquietudes.

Sin querer fantasear en el fondo la fotografía nos está dando sentido de existencia en cada momento.

Mi sentimiento no deja de ser una elucubración, un sueño, que no tienen más objetivo que manifestar un estado de ánimo

Creo que es el momento de cambiar el tercio y hablar de la historia de la fotografía y su proceso químico.

El padre de la fotografía fue Louis Daguerre francés que en 1829 se asoció con Nicéphore Niépce y diseñaron el Daguerrotipo que consiste en pulir una hoja de plata chapada en cobre con acabado espejo y tratarlo con vapores de mercurio que sensibilizaban su superficie a la exposición lumínica.

Pero cuando verdaderamente se produce el fénix del mundo fotográfico es con la aparición del blanco y negro.

Han cambiado mucho los procedimientos y las materias empleadas las ultimas laminas se preparaban con un plástico el acetato de celulosa, que se recubría con gelatina emulsionada que contiene en suspensión granos de bromuro de plata, cuando la luz incide sobre el acetato de celulosa se produce un estado de excitación sobre el bromuro de plata activándolo.

Al exponer el gelatinobromuro a la luz, se forma una imagen latente invisible en tres etapas.

Parte de la energía penetra en el cristal de bromuro de plata y actúa sobre el nivel Br- cediéndole energía, esta energía permite al ión bromuro expulsar su electrón suplementario, para pasar nuevamente al átomo de bromo libre Br (con 7 electrones periféricos en lugar de los 8 que presenta el ion bromuro

Br-+hv=Br+e-

El electrón expulsado por el ión bromo salta al nivel O y circula libremente antes de caer a un nivel inferior donde da lugar a campos negativos que atraen a los iones de plata Ag+.Estos capturan a su vez a los electrones reunidos en los centros de sensibilidad y forman plata metálica.

Los químicos le llamamos proceso redox.

Una vez sobre impresionada la placa por el efecto lumínico realizamos un lavado con un revelador que contiene hidroquinona, gracia al cual pasamos la Ag positiva a Ag cero

Una vez terminado el proceso, hay que eliminar el acetato de celulosa y el bromuro de plata sobrantes pues de lo contrario continuaría y la película terminaría negra.

AgBr+Luz—–AgBr*

2 AgBr*+C6H6O2 (hidroquinona)—- 2 Ag+2 HBr+C6H4O2 (quinona).

El revelado se realiza en medio básico       y cuando aparece la imagen, se detiene el proceso pasando a medio acido con ácido acético.

Para fijar la fotografía se utiliza Tiosulfato de sodio, fácil de lavar.

Como podéis comprobar para hacer una fotografía hay que tener un verdadero laboratorio y haber realizado ciertos cursillos, todo eso con el tiempo y el nuevo tipo de cámaras ha desaparecido o queda para los museos.

Al margen del aspecto químico lo que verdaderamente a mí me impresiona es la vida en potencia que existe en una foto

De alguna manera la foto nos está contando su existencia , a través del paso del tiempo