¿Sabemos dónde vamos?

 

 

 

Pablo está en esa edad que ya no pesan las canas por quedar poco pelo, pero que todavía tiene ilusiones, cuatro contadas, pero las tiene, mira si tiene ilusiones que hoy está oyendo la Novena sinfonía de Beethoven y la siente como si la cantara el granadino Miguel Ríos.

Los coros de la novena al oírlos te elevan a eso que deben ser los cielos o que yo me imagino como más parecido.

Que como me los imagino, pues, en primer lugar, un sitio donde no hay letras ni bancos ni necesidades, ni listos ni tontos ni frio ni calor.

En realidad, ese cielo que estoy intentando dibujar, no se lo cree ni Forges, que en fantasía no le gana nadie, por supuesto no hay que irse tan lejos para imaginarse uno en el cielo y lo podemos tener aquí mismo en nuestra tierra, con tan solo soñarlo e idealizarlo con los ojos abiertos.

Los aficionados al futbol os acordáis de aquellas frases tan famosas de Van Gaal el entrenador de futbol que decía “” Y vosotroooos siempre negattivvoff, nunca PPPositivvvofff”.
pues eso mismo os digo yo, por un momento dejar de ser negativos.

kitakami-cerezos-en-flor

Las felicidades dicen que es un estado de ánimo y lo mismo se puede ser feliz en el Valle del Jerte entre esos millones de flores cuajando, que en las Fuentes del Marqués de Caravaca oyendo el chasquido del agua y los peces revoloteando.

Donde está, donde radica ese centro motril que nos hace pasar de un estado a otro en décimas de segundo, que principios lo rigen y verdaderamente que componentes lo accionan, cuál será su verdadera composición, quien controla sus leyes, será la química, la física, la medicina, la filosofía ético-moralista…

fuentes-marques

Esto es un maremágnum, de lo que se habla y escribe hasta saciarnos, pero que cada uno con sus opiniones, no llegamos a más allá del bla-bla-bla….

Como decía Calderón:

Sueña el rico en su riqueza,

Que más cuidados le ofrece;

Sueña el pobre que padece

Su miseria y su pobreza;

Sueña el que a medrar empieza,

Sueña el que afana y pretende,

Sueña el que agravia y ofende,

Y en el mundo, en conclusión,

Todos sueñan lo que son,

Aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí

Destas prisiones cargado,

Y soñé que en otro estado

Más lisonjero me vi.

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

Una sombra, una ficción,

Y el mayor bien es pequeño;

Que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

 

Y una vez leídos estos versos universales con detenimiento, podemos cada cual comenzar a darle a las cosas nuestra propia interpretación y a mí que al final de mi película me ha dado por pensar y sobre todo redefinirme mi verdad, aquella que me debió de regir y dirigir durante toda mi vida, pero que unas veces por esto o por aquello, no la seguí

Y no solo pienso en mi caso, sino el de tantos otros que por indecisiones no han tomado desde un principio los caminos correctos.

Cuando acabe el bachiller, aunque mi especialidad fue ciencias, considero que de ser un buen estudiante podría en la actualidad tener un cómputo de conocimientos históricos, filosóficos y éticos bastante superior al nivel en que me quede y lo mismo le sucedería a los de letras con las ciencias.

Este fenómeno no queda ahí, ya que después a través de tus años profesionales, notas la falta de las otras especialidades que te dejastes para centrarte en tu licenciatura, notas la falta de la física, la biología, la medicina, la geología, la botánica, la ética, la moral etc.

De hecho, en personajes de alta capacidad, he conocido el medico que hizo además químicas o el físico que hizo medicina, el microbiólogo que estudio arte y así otros casos y os preguntareis que finalidad puede tener esto, pues según yo lo veo el estar un poco más en condiciones para poder llegar al fondo de la cuestión.

Si pensáis un momento en lo que comentábamos al principio sobre los principios en los que  péndula la felicidad, tenéis claro que este estado lo puede producir un fenómeno físico, un fenómeno eléctrico ,el medio ambiente, una reacción química por las propiedades de un determinado componente químico ,un proceso fisiológico u otro fenómeno distinto, pero el problema está en cómo estudiarlo ya que no existe especialidad profesional que tenga interrelacionadas las bases generales de las distintas ramas para que como mínimo se nos permita entender lo que sucede en la realidad ,es más fácil que el problema se diseccione en las distintas parcelas que artificialmente hemos diseccionado la ciencia y cada licenciado se quede con su parcela a la que muy dignamente se le conoce como especialidad.

Creo que los padres de la cultura debían de revisar un tanto la educación desde la primaria hasta el doctorado dejando las materias más liberalizadas y las carreras más abiertas, con la finalidad que cada uno escoja, puede que todo sea más simple de lo que a primera vista parece y probablemente consista en enseñar a leer y a entender y dejarse el Espasa para que lo reciten los ordenadores.

Recordad que:

Y en el mundo, en conclusión,

Todos sueñan lo que son,

Aunque ninguno lo entiende.

Anuncios