Las flatulencias y la salud

 

 

He leído un artículo en la revista Chemistry World, firmado por Andy Extance, que me ha gustado, he dudado el hablaros sobre él, por el tema que trata, algo tan poco poético como la química de las flatulencias, nos explica, las causas de tal acción y la relación de este proceso con nuestra salud.

Según el articulista el micromundo de nuestro colon, es decir sus bacterias están bastante arraigadas y son capaces de fermentar diariamente sobre 40 gramos de hidratos de carbono, y de producir un tercio de litro de hidrogeno por gramo de hidratos de carbono, lo que equivale a unos 13 litros/día.

Nuestro colon es como una refinería que tiene la capacidad de convertir los alimentos digeridos parcialmente en sustancia que pueden influir en nuestra salud.

Algunas bacterias reaccionan con los iones sulfato y crean sulfuro de hidrógeno gas de olor a huevos podridos, inflamable.

También es posible la reacción de cuatro moléculas de hidrógeno con una de dióxido de carbono para crear una de metano y dos de agua.

Señala que la mayor parte de los gases que se liberan de nuestros intestinos son inodoros.

Que solo un tercio de nosotros tenemos la capacidad de tener una flora generadora de metano.

Existen pruebas de que los desequilibrios de microbios del intestino vinculados al síndrome del intestino irritable y otras enfermedades, causan cambios en los niveles de hidrógeno y metano y es posible que este pueda contribuir al estreñimiento, ya que parece inhibir las contracciones musculares peristálticas del intestino.

Del mismo modo, el sulfuro de hidrógeno, puede influir en la contracción muscular y estar relacionado con los daños en las paredes intestinales y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Se han encontrado 297 compuestos volátiles en las heces, incluidos los de azufre y moléculas como el indol y escatol que se relacionan con el mal olor, también otros compuestos de olor más agradable como el alfa y beta-pineno, limoneno, etc…

Existe una gran posibilidad de que algunas enfermedades puedan ser capaces de diagnosticarse en el futuro, mediante la supervisión directa de las emisiones corporales.

Aunque la fibra dietética es una de las causantes de la producción del gas, es importante por varias razones, entre ella está la disminución del cáncer colorrectal, hemorroides y divertículos.

Las fibras solubles en la avena y muchas frutas y verduras aumentan el crecimiento de las bacterias buenas en el colon, estas producen ácidos grasos de cadena corta que son absorbidas por él y ayudan a reducir el colesterol en suero y tal vez los niveles de glucosa en sangre.

Por el momento, parece que no hay otra solución para tener menos gases que tomar menos fibra, cosa que por otro lado sería perjudicial.

¡Mira que si no tenemos más remedio que seguir con las flatulencias!

Anuncios